Ránula sublingual: presentación de un paciente

Autores: Cabello Valladares Carmen Julia, García Orozco Karel, Pérez Enríquez Joaquín Antonio

Fragmento

La ránula es una formación quística degenerativa de las glándulas salivales accesorias que aparece como pseudoquiste y se produce por la acumulación de saliva en el tejido conjuntivo, a causa de la degeneración del tejido salival. Desde el punto de vista clínico, la ránula es unilateral, ovoide, situada entre la lengua y el maxilar inferior, por lo general en uno de los lados del frenillo; puede alcanzar de 2 a 5 cm de diámetro, es transparente y violácea3, de consistencia blanda; a la palpación, muestra su contenido líquido sin gran presión; puede ser ocasionalmente bilateral, es asintomática, pero cuando alcanza un tamaño considerable puede interferir en el habla y la alimentación. Al romperse, deja escapar un líquido seromucoso, aunque si esto ocurre se formaría nuevamente. El diagnóstico clínico resulta siempre evidente y no es necesario realizar técnicas de imágenes. Ciertas formas pueden atravesar el músculo milohioideo y llegar a ser palpables en la región suprahioidea; constituye un tipo quístico raro, por lo general congénito, que se encuentra tapizado por un epitelio cúbico o cilíndrico que parece tener su origen en restos embrionarios o en la parte más profunda de la glándula sublingual, por lo que en este caso es muy difícil el diagnóstico4. Al realizar el examen histopatológico, impresionan sus paredes por su delicada consistencia; en la superficie están unidas a la mucosa del suelo de la boca, de la cual es muy difícil separar. El examen microscópico demuestra que está formada por una fina pared de tejido conjuntivo fibroso comprimido, con algunos elementos de tejido de granulación; cuando se forma a expensas de un conducto dilatado, pueden observarse restos de este en un tapizado epitelial. Se diferencia del angioma por ser más firme; los quistes dermoides tienen una consistencia pastosa y son más frecuentes en la línea media; los lipomas son más firmes; los quistes del conducto submaxilar, generalmente provocan tumefacción de la glándula, se desarrollan más rápidamente que la ránula y provocan dolor y tumefacción.

Palabras clave: Ránula cirugía glándulas salivales lesiones.

2011-10-10   |   21,899 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.3. Abril 2011 Pags. 267-269. Medicentro 2011; 15(3)