Reporte de ocho casos de esquizofrenia en niños

Autores: Márquez Caraveo María Elena, Herrera Estrella Miguel Ángel, Espinosa Hernández Arnoldo

Resumen

Introducción: En los últimos 10 años se evaluó el perfil clínico y de tratamiento en 8 pacientes menores de 13 años con esquizofrenia, en un servicio especializado en el tratamiento de trastornos mentales infantiles. Material y métodos: Se consultaron los expedientes clínicos con esquizofrenia desde 1998 al 2007 relativos a la morbilidad hospitalaria. Se seleccionaron las variables sociodemográficas, clínicas y tipo de tratamiento. Resultados: Llamó la atención que la mayor proporción fue del sexo femenino (3:1), la mayor prevalencia de adversidad psicosocial y ante¬cedentes heredofamiliares de psicopatología en la mitad de los casos. Las alucinaciones más observadas fueron las auditivas, las visuales y las cenestésicas. Las ideas delirantes más frecuentes fueron las de daño y pensamientos bizarros mal sistematizados; la mitad presentó trastornos del sueño. El 50% alcanzó la completa remisión de los síntomas positivos; el 37.5% respuesta positiva a la monoterapia antipsi¬cótica con risperidona, y otro medicamento de rescate con un buen resultado fue la olanzapina. El 37.5% no había recibido ningún tipo de atención. El tiempo entre el primer contacto con algún servicio y la atención psiquiátrica fue de hasta 2 años. Conclusiones: Es necesario reconocer la esquizofrenia en niños y familiarizarse con su detección, diagnóstico y tratamiento. Dado que los antipsicóticos pueden limitar y controlar notablemente la disfunción asociada, urge el reconocimiento de esta enfermedad, el tratamiento psicofarmacológico óptimo, la disminución de la polifarmacia y estudios que comprueben la seguridad y eficacia medicamentosa en niños.

Palabras clave: Esquizofrenia infantil tratamiento para la esquizofrenia en menores de edad factores clínicos de la esquizofrenia en niños.

2011-05-19   |   2,293 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 19 Núm.6. Noviembre-Diciembre 2010 Pags. 156-165 Psiquis 2010; 19(6)