Una nueva propuesta para el estudio de la gestión del conocimiento

Autor: González Suárez Enrique

Fragmento

Los sucesos del 11 de septiembre del 2001 reflejan el alto grado de incertidumbre en que vive hoy la humanidad y la necesidad de nuevos modelos de orientación, los cuales deben ofrecer una visión que garantice el modo de proteger nuestra especie y al planeta de las graves amenazas potenciales actuales. Igualmente, deben brindar una representación que sirva de base para conducir al mundo por senderos de paz con dignidad para todos y, sobre esa premisa, construir un mundo con todos y para el bien de todos. El análisis retrospectivo de la tragedia en el World Trade Center sugiere algunos juicios, entre los cuales pudieran incluirse los siguientes: • Que no se puede aplicar necesariamente, de un modo general, las nociones prespecificadas y predeterminadas de lo convencional y no convencional; así como las de tecnologías alta y baja. El examen de los fenómenos debe considerar sus niveles generales, particulares y singulares, así como sus propiedades en su integridad e interacción con otros fenómenos. • En la relación entrada-resultado de una estrategia de ejecución no convencional pueden ser más relevantes la creatividad y la innovación que la tecnología y el capital financiero para alcanzar logros sin precedencia. • El hombre puede desarrollar una función no menos importante que la tecnología o el capital financiero en la relación entrada-resultado, al dar altos aportes y motivar a las personas y sus líderes. El ejemplo de los tristes acontecimientos del 11 de septiembre del 2001 evidencia que, a pesar del desarrollo científico y tecnológico acumulado por la humanidad, la maximización del grado de incertidumbre potencial creciente demanda nuevos modelos de orientación para la preservación del planeta y la especie humana, que hagan al mundo más “habitable”.

Palabras clave:

2007-10-09   |   1,105 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 16 Núm.1. Julio 2007 Pags. Acimed 2007; 16(1)