Neurotransmisores del sistema límbico. Hipocampo, GABA y memoria. Primera parte

Autores: Castro Sierra Eduardo, Chico Ponce de León Fernando, Gordillo Domínguez Luis Felipe, Portugal Rivera Alison

Resumen

Introducción: El hipocampo deriva del telencéfalo. Embriológicamente está formado por las cortezas más arcaicas. Diferentes procesos de telenfalización filogenética y ontogenética lo llevarán a una posición mesial y basal. Esta estructura tiene tres componentes: a) Hipocampo retrocomisural, o hipocampo propiamente dicho (HR). b) Hipocampo supracomisural (HS). c) Hipocampo precomisural (HP). El HR se halla en la parte más medial del 5° giro temporal (5 GT). La cara externa/superior del HR se encuentra en el receso temporal del ventrículo lateral. Se le llama pes hippocampi o albeus. Hacia adentro está limitado por la fisura coroide, hacia afuera y hacia abajo por el parénquima del 5° GT, hacia adelante por la amígdala del cuerpo estriado y hacia atrás por el istmo. El fórnix es la continuación de las eferencias de CA3, CA1 y el subículo. Por medio de un giro circular, asciende sobre el tálamo y, al descender enfrente de los orificios de Monro y atravesar el hipotálamo, llegará a los cuerpos mamilares. Consta de fimbrias, pilares posteriores y un cuerpo y pilares anteriores. Estos últimos pasan por detrás de la comisura blanca anterior (CBA) y conforman la porción anterior de los orificios de Monro. Engramas. La memoria y la plasticidad sináptica. Los engramas son medios hipotéticos por medio de los cuales las huellas (trazas) de memoria se almacenan como cambios físicos o bioquímicos en el cerebro en respuesta a estímulos externos. La existencia de los engramas ha sido propuesta por diversas teorías científicas que intentan explicar el porqué de la persistencia de la memoria y cómo algunas memorias se almacenan en el cerebro. El hecho de que la memoria sea persistente subraya la importancia de comprender los factores que mantienen la fuerza sináptica y previenen cambios sinápticos no deseados. Como se verá en el texto, hay evidencia de que las conexiones recurrentes inhibitorias en la región CA1 del Asta de Amón del hipocampo podrían contribuir en este sentido al modular la capacidad relativa de inducción de potenciación a largo plazo (LTP, o long-term potentiation) o de depresión a largo plazo (LTD, o long-term depression) de la actividad sináptica, dadas por un séquito de estimulaciones a alta o baja frecuencia, respectivamente. El hipocampo parece ser capaz de seleccionar los aspectos más relevantes de los menos relevantes de una experiencia definida con el objeto de transformarlos en memoria de largo plazo. De acuerdo con el concepto de etiquetado emocional, por ejemplo se etiquetará a la experiencia como importante por medio de la activación de la amígdala en eventos emocionalmente sugerentes y se promoverá la plasticidad sináptica en otras regiones cerebrales, como el hipocampo. Se ha podido mostrar recientemente que la activación de la amígdala podrá transformar la plasticidad transitoria en plasticidad de larga duración. Esto se relacionará de modo directo con la hipótesis arriba mencionada del etiquetado emocional, ya que la activación de este órgano podrá disparar a los sistemas neuromodulatorios lo que, a su vez, reducirá el umbral de activación del mecanismo de etiquetado sináptico y facilitará la transformación de memoria temprana en memoria tardía a nivel del hipocampo por acción directa amigdalina sobre este órgano. Acido g-aminobutírico. El ácido g-aminobutírico (GABA), con sus distintas subunidades receptoras, funciona como neurotransmisor inhibidor en el hipocampo en las actividades de memoria. GABA y memoria. La LTP ha sido un mecanismo de plasticidad sináptica muy estudiado y, como hemos mencionado, se relaciona íntimamente con diversos procesos de memoria y aprendizaje en los mamíferos. Se ha observado, en las células piramidales del área CA1 del hipocampo de ratones jóvenes de la cepa C57BL/6, que se requiere del apareamiento de la estimulación presináptica con tan sólo un potencial de acción postsináptico para que se induzca en ellas la LTP, mientras que en el animal adulto se necesita aparear dicha estimulación con varios potenciales de acción para lograr dicha inducción. Este cambio podría ser el resultado de una modificación durante la maduración de la inhibición GABAérgica. Un baño de muscimol, agonista del GABAA, a cortes hipocámpicos en el área CA1 aumentará la gama de frecuencias inductoras de la LTD, mientras que en presencia de picrotoxina, antagonista del GABAA, la LTD se inducirá sólo a muy bajas frecuencias de estimulación. La inhibición recurrente que se presenta parece provenir de un ingreso GABAérgico a las neuronas piramidales de CA1. De este modo, la actividad postsináptica podría aumentar, en forma de potenciales de acción, la inhibición GABAérgica por medio de la retroalimentación y favorecer así la LTD.

Palabras clave: Hipocampo memoria ácido g-aminobutírico.

2007-09-06   |   11,807 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 30 Núm.4. Julio-Agosto 2007 Pags. 7-15 Salud Ment 2007; 30(4)