Resumen

El trauma abdominal es una de las indicaciones más frecuentes de cirugía abdominal urgente, tanto por su extensión como por la poca protección ósea. El trauma cerrado de abdomen constituye 60% de éstos y en muchos casos requiere de intervención quirúrgica sin antes determinar si existe o no un órgano afectado, derivando en una alta tasa de laparotomías blancas que conllevan su propia morbilidad. En los últimos años se ha identificado la laparoscopia como un procedimiento seguro tanto diagnóstico como terapéutico en pacientes con trauma abdominal, cerrado o abierto, disminuyendo la morbilidad y la tasa de laparotomías innecesarias. Las indicaciones actuales constituyen el escenario de un paciente hemodinámicamente estable con sospecha de lesión intraabdominal secundaria a un trauma abierto o cerrado. Mientras que las contraindicaciones más frecuentes son: el paciente hemodinámicamente inestable, el paciente que se prevé con múltiples lesiones graves, con traumatismo craneoencefálico grave y con lesión pulmonar aguda grave. La laparoscopia sigue teniendo poca penetración en el campo de la cirugía de trauma; sin embargo, desde la década de los 90 ha aumentado su uso en centros especializados, demostrando su utilidad, su factibilidad y su seguridad cuando el paciente es correctamente seleccionado.

Palabras clave: Laparoscopia trauma abdominal laparoscopia diagnóstica.

2015-10-05   |   397 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 4 Núm.1. Enero-Marzo 2015 Pags. 23-28 Rev Mex Cirug Apar Diges 2015; 4(1)